17.11.11

Cuarto solo


Si te atreves a sorprender
la verdad de esta vieja pared;
y sus fisuras, desgarraduras,
formando rostros, esfinges,
manos, clepsidras,
seguramente vendrá
una presencia para tu sed,
probablemente partirá
esta ausencia que te bebe.


***
Imagen: fotografía con crédito de Goblen Studio, sobre montaje del cuadro "Cuarto en Arles" de Vincent van Gogh. Tomada del foro de Ever Motion.
Texto: poema subido ya en el blog en el año 2006 y que esta noche retorna y se adueña de este espacio. Pertenece al libro Los trabajos y las noches.

2 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

Hermoso lo que escribiste ya que decís mucho.. con tan solo poco de letras

C C rider dijo...

Hace poco he creado un blog, a veces para leer y por escampadas dejar mis palabras. Para este poema se me ocurre una trozo de carta de Lezama Lima a Cintio Vitier.

"El único acercamiento a la poesía que yo voy viendo es la reducción al
absurdum (en el sentido griego geométrico: no es posible, supongamos
que sea posible). ¿Huye la poesía de las cosas? ¿Qué es eso de huir? En sentido pascalino, la única manera de caminar y
de adelantar. Se convierte a sí misma, la poesía,
en una sustancia tan real, y tan devoradora, que
la encontramos en todas las presencias. Y no es
paradoxo modo, porque la encontramos con una
opinión recta, evidente, donde no cabe el desvío
en relación con la costumbre. Y no es el flotar, no
es la poesía en la luz impresionista, sino la realización
de un cuerpo que se constituye en enemigo
y desde allí nos mira. Pero cada paso dentro
de esa enemistad, provoca estela o comunicación
inefable."

Me permito decir que seguiré su espacio con sumo cariño. Un saludo.