27.1.11

Tumba de Alejandra Pizarnik en La Tablada


... La luz mala se ha avecinado y nada es cierto. Y si pienso en todo lo que leí acerca del espíritu... Cerré los ojos, vi cuerpos luminosos que giraban en la niebla, en el lugar de las ambiguas vecindades. No temas, nada te sobrevendrá, ya no hay violadores de tumbas. El silencio, el silencio siempre, las monedas de oro del sueño.

Hablo como en mí se habla. No mi voz obstinada en parecer una voz humana sino la otra que atestigua que no he cesado de morar en el bosque.

Si vieras a la que en mí sin ti duerme en un jardín en ruinas en la memoria. Allí yo, ebria de mil muertes, hablo de mí conmigo sólo por saber si es verdad que estoy debajo de la hierba. No sé los nombres. ¿A quién le dirás que no sabes? Te deseas otra. La otra que eres se desea otra. ¿Qué pasa en la verde alameda? Pasa que no es verde y ni siquiera hay una alameda. Y ahora juegas a ser esclava para ocultar tu corona ¿otorgada por quién? ¿quién te ha ungido? ¿quién te ha consagrado? El invisible pueblo de la memoria más vieja. Perdida por propio designio, has renunciado a tu reino por las cenizas. Quien te hace doler te recuerda antiguos homenajes. No obstante, lloras funestamente y evocas tu locura y hasta quisieras extraerla de ti como su fuese una piedra, a ella, tu solo privilegio. En un muro blanco dibujas las alegorías del reposo, y es siempre una reina loca que yace bajo la luna sobre la triste hierba del viejo jardín. Pero no hables de los jardines, no hables de la luna, no hables de la rosa, no hables del mar. Habla de lo que sabes. Habla de lo que vibra en tu médula y hace luces y sombras en tu mirada, habla del dolor incesante de tus huesos, habla del vértigo, habla de tu respiración, de tu desolación, de tu traición. Es tan oscuro, tan en silencio el proceso a que me obligo. Oh habla del silencio...




***
Imagen: fotografías de la tumba de Alejandra Pizarnik en el cementerio judío de La Tablada. Fotografías de Sergio Velázquez (halladas en Facebook/AlejandraPizarnik), Rocío Farfán (hallada en Lima gris) y Vanessa Ragone (hallada en Videoteca de Humanidades).
Video: "Pavana para una infanta difunta" de Maurice Ravel, interpretada por la Orquesta Sinfónica de Boston bajo la dirección del maestro Seiji Ozawa.
Texto: fragmento de "Extracción de la Piedra de locura" de Alejandra Pizarnik.

7 comentarios:

Susan Urich Manrique dijo...

Este texto de Alejandra ha perdurado tantísimo en mí, de hecho escribí en mi blog algo al respecto. Un saludo.

Kardhiel dijo...

Te desdubujas quedamente entre siluetas de recuerdos. Fatalismo bendito que hace descanzar los tumultos endemoniados de la experiencia vivída.

Si por un instante fuese yo, mirándome a lo que digo soy, y solo lo vivo, sería asesino de mi mismo, para entonc quedar verdaderamente yo.

Y la locura, sería galardonada como liberación y eter.

Me encantó. Y la tumba, ¡magia!.

la maga dijo...

La tumba... Ha sido una locura dar con ella. Intentaré ubicar una foto de mejor resolución, si logro contactar a la fotógrafa.

Elba dijo...

¡Qué emocionante ver esta foto! ¡Gracias por subirla, Maga!

El texto hermosísimo.

Besos,

axionyreaxion dijo...

Hace años, cuando fui a visitar su tumba, estaba muy abandonada. La limpié un poco y tenía ganas de volver y pintar los nombres que estaban completamente borrados. Me parecía tan extraño que nadie se ocupara de ella, como una falta de respeto.Recuerdo que había varias cartas que le habían dejado entre las flores secas y yuyos. Parece que varios somos los necesitados de decirle algo, en algún momento de nuestras vidas,aun en la casa donde vive la muerte. Gracias que existen los sueños, donde son posibles los abrazos.

VocalesVerticales dijo...

Genialllllll lo pondrè en mi blog haiendo referencia al tuyo. Es un log mágico gracias graciasss

VocalesVerticales dijo...

Genialllllll lo pondrè en mi blog haiendo referencia al tuyo. Es un log mágico gracias graciasss