8.4.11

Humo


marcos rosados en callado hueso
agitan un cocktail humeante
miles de calorías desaparecen
ante la repicante austeridad
de los humos vistos de atrás
dos manos de trébol roto
casi enredan los dientes separados
y castigan las oscuras encías
bajo ruidos recibidos al segundo
los pelos ríen moviendo
las huellas de varios marcianos
cognac bordeaux-amarillento
rasca retretes sanguíneos
tres voces fonean tres besos
para mí para ti para mí
pescar la calandría eufórica
en chapas latosas
ascendente faena!

Nota (imagen): "Recuerdos" de Carmen Mariscal.
Nota (texto): La tierra más ajena (1955).

3 comentarios:

SoyUnoMas dijo...

Una simple mirada encerrara al lector dentro de un episodio poético indeciso y difuso en argumento.

Pero un análisis mas detallado connota en la poesía, mas que un significado, una imagen surrealista, oscura, desde las entrañas de un sueño opaco pero consciente; que al parecer disfruta el placer de ser tan extraña y irreverente.

Arriba la poesía maldita.

SoyUnoMas dijo...

Una simple mirada encerrara al lector dentro de un episodio poético indeciso y difuso en argumento.

Pero un análisis mas detallado connota en la poesía, mas que un significado, una imagen surrealista, oscura, desde las entrañas de un sueño opaco pero consciente; que al parecer disfruta el placer de ser tan extraño y irreverente.

Viva la poesía maldita.

SoyUnoMas dijo...

Una simple mirada encerrara al lector dentro de un episodio poético indeciso y difuso en argumento.

Pero un análisis mas detallado connota en la poesía, mas que un significado, una imagen surrealista, oscura, desde las entrañas de un sueño opaco pero consciente; que al parecer disfruta el placer de ser tan extraño y irreverente.

Arriba la poesía maldita.